Conducción segura = rentabilidad técnica de Automotores

Safety es una visión sin precedentes de la dinámica operativa real cotidiana de las flotas y sus conductores, que ofrece la capacidad de gestionar de forma proactiva el riesgo permitiendo prevenir las pérdidas y, sobre todo, anticipar y eliminar su ocurrencia. En materia aseguradora, mejorar la siniestralidad de los ramos Automotores y Transporte de Mercadería, lo que apunta directamente a recuperar la rentabilidad técnica.

“Los programas de seguridad vehicular se componen de fases y herramientas que, combinadas, contribuyen a lograr un único objetivo: reducir la frecuencia e intensidad siniestral haciendo más eficiente, rentable y productiva la operación de las flotas.”

Los accidentes viales con involucramiento de vehículos en uso laboral/comercial (de cualquier tipo) son la principal causa de lesiones y muertes de los individuos durante el trabajo. Según las últimas estadísticas, más del 60% de las muertes de individuos en tareas laborales son explicadas por accidentes automovilísticos (in itinere, en ocasión del trabajo). Según el ISEV, los costos emergentes de la accidentología vial para el año 2011 superaron los 600 millones de dólares con un impacto cercano al 1,5% del PBI.

Otras cifras que explican la situación (fuente: Luchemos por la Vida, año 2012) y su impacto:

  • Los siniestros viales generan cerca de 100 mil heridos a nivel país por año. De cada 20 personas que resultan heridas, tres quedan con secuelas irreversibles que implican algún tipo de discapacidad, lo que demanda un gasto anual de más de 900 millones de dólares.
  • Se estima que cerca de un 30% de las causas que maneja la Justicia estarían relacionadas con demandas emergentes de accidentes de tránsito y, si bien menos de un 5% termina en juicio, la etapa sumarial conlleva una enorme cantidad de recursos.
  • El costo anual por siniestros viales para la industria de seguros supera los 2.000 millones de dólares.
  • Como expresamos en el primer párrafo para el mercado laboral, son cerca de 7.500 víctimas fatales las que genera el tránsito cada año en el país, lo que equivale a una pérdida cercana a los 87 mil años de fuerza laboral.

Muertes totales en accidentes de tránsito (Fuente: Luchemos por la Vida)

Claramente, manejar vehículos terrestres es una de las cosas más arriesgadas que los empleados pueden hacer. El costo en vidas perdidas, lesiones sufridas y las pérdidas económicas a los conductores, sus empleadores y la sociedad en su conjunto, es enorme. Como ya hemos compartido, hay maneras de mejorar la gestión de este riego. Esta nota explora cómo la implementación de mejoras al “sistema de transporte” de las empresas -al que genéricamente denominamos de Seguridad Vehicular/Safety- ayuda a identificar, evaluar, prevenir y entrenar a los actores en un comportamiento al volante más seguro y eficiente, de manera tal que permita reducir pérdidas, mejorar la productividad y, desde una perspectiva aseguradora, propender a la rentabilidad de la rama. Considerando que el principal costo de la gestión de una flota de vehículos es el combustible, el beneficio oculto del Safety no radica sólo prevenir y minimizar los riesgos de accidentes sino de reducir el consumo de combustible a través de una conducción más segura. Esto motivará a los empleadores (y a los contratantes de servicios de transportes) a incentivar a sus conductores a la mejora continua.

2018-11-23T20:27:33+00:00 abril 7th, 2015|Assets Risk|Comments Off on Conducción segura = rentabilidad técnica de Automotores